¿Por qué muchas escuelas de español tenemos un aula dedicada a un tal Nebrija?






Este año se conmemora el V Centenario del fallecimiento de Elio Antonio de Nebrija, por ello el 2022 recibe la denominación de “Año Cultural Nebrija”, en honor a esta destacada figura de las letras hispánicas. Y vosotros, ¿sabéis quién fue Nebrija?






Nebrija fue un hombre muy viajero para su época, vivió en muchas ciudades de España y en el extranjero: Lebrija (Sevilla), Salamanca, Bolonia (Italia), Coca (Segovia), Zalamea de la Serena y Villanueva de la Serena (Badajoz), Brozas (Cáceres), Sevilla y Alcalá de Henares. 

De todas ellas, Salamanca fue una de las más destacadas, ya que fue donde desarrolló gran parte de su carrera como profesor universitario, por eso, desde Tía Tula, donde incluso tenemos un aula dedicada a él, queremos presentar la figura del que es considerado introductor del Humanismo en España a quienes no lo conozcan.

Quizá en algunos de vuestros paseos os habréis encontrado con su estatua, su vítor o con el medallón presente en uno de los pabellones de la Plaza Mayor. O habréis asistido a uno de los conciertos que se ofrecen en el parque que lleva su nombre. Y es que, Nebrija, a pesar de sus diferencias con la ciudad de Salamanca en los últimos años de su vida, ocupó un papel muy importante en su historia universitaria y esta se ve reflejada aún hoy en sus calles y en el reconocimiento que se le ha dado en ella a lo largo de los años.

Un poco de historia

Durante el siglo XV, en la Península se libró una batalla lingüística entre quienes defendían el mantenimiento del latín clásico como lengua del reino y los que aceptaban la evolución de ese latín hacia una nueva lengua: el castellano. Pero para algunos, incluido nuestro protagonista, Nebrija, el castellano era una lengua vulgar y no podía ser empleada en ámbitos cultos como el universitario.

Este fue el motivo de que se convirtiera en profesor de latín en la universidad, quería ayudar a evitar que el latín desapareciera, igual que estaba ocurriendo en Italia. 

La escritura de la Gramática en 1492 supuso un momento muy importante en la lengua, ya que se encargó de establecer unas normas en el uso de la lengua castellana, asegurándose de esta forma de que, al menos, se hiciera un uso correcto de ella. El mismo año publica el primer diccionario de una lengua romance, el Diccionario latino-español.

Tras su estancia en otras ciudades, en 1505 regresa a Salamanca para continuar dando clase en la universidad, pero tras no serle concedida la Cátedra de Prima Gramática, a la que optó en 1513, decide abandonar la ciudad decepcionado y enfadado por el trato recibido por la institución a la que había dedicado tantos años y esfuerzos.

Pero no se quedó sin trabajo, ya que su amistad con el rey Fernando el Católico hizo que este lo nombrara su cronista, es decir, que se encargara de redactar sus vivencias.
Desde 1509 a 1514 vivió en Alcalá de Henares, donde le fue concedida la Cátedra de Retórica de su universidad. Falleció en esta ciudad en julio de 1522.

Curiosidad: Nebrija fue el primer escritor español y el segundo del mundo que incluyó derechos de autor en sus obras.


Nebrija en Salamanca

Medallón



Coincidiendo con el V Centenario de sus obras mayores: la Gramática y el Diccionario latino-español, el Ayuntamiento de Salamanca decidió hacerle honores mediante la colocación de un medallón en la Plaza Mayor. Forma parte del pabellón Petrineros, ocupando en él el puesto número 16, rodeado por Unamuno y Fray Luis de León, dos de las figuras más destacadas de Salamanca.






Vítores



Encontramos dos, uno de más antigüedad ubicado en la calle Libreros, en él podemos leer «Hic fuit domus Aelio Antonio Nebrissensis eximio debellatori barbariae» («Aquí estuvo la casa de Elio Antonio de Nebrija, insigne combatiente contra la barbarie»), haciendo alusión a esa lucha que emprendió contra el uso incorrecto de la lengua.






En segundo lugar, y más reciente, inaugurado en la festividad universitaria de Santo Tomás de Aquino (patrono de la Universidad) y en el marco de las celebraciones de este “Año Cultural Nebrija” encontramos el vítor ubicado en el Claustro de Escuelas Mayores, junto a la Biblioteca Histórica. En él puede leerse «Aelius Antonius Nebrissensis hic grammaticam docuit» («En esta universidad enseñó gramática Elio Antonio de Nebrija»).



Monumento



Estatua del escultor Pablo Serrano, anteriormente estuvo ubicada en la Puerta de Zamora, formando parte de una fuente. Desde el año 1999 se encuentra en el Campus de Ciencias, al lado del Jardín de la Merced.






Parque 



Inaugurado en marzo de 2015, muy cercano a uno de los puntos de más afluencia de la ciudad, el Puente Romano. Es habitual la celebración de conciertos al aire libre en él, sobre todo los meses de primavera y verano.




¡Si no conocéis estos espacios os invitamos a dar un paseo tras los pasos de Nebrija por la ciudad!


Comentarios

Entradas populares