miércoles, 18 de junio de 2014

España o Chile, ¿quién se quedará con la Roja?

Esta noche se enfrentan las selecciones de fútbol de España y Chile. Además de la clasificación a octavos de final del Mundial, hay algo más en juego: el ganador podrá quedarse con el apelativo de la Roja para su selección, que actualmente comparten (ya os hablábamos de la Roja en nuestra Guía para vivir el Mundial de Brasil en España).

Si quieres vivir la disputa por el sobrenombre al mismo tiempo que ves el encuentro (a las 21.00h, hora peninsular española, retransmitido desde el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro por el canal de televisión en abierto Telecinco), entra en Twitter y sigue de cerca las etiquetas #LaRojaEsNuestra y #LaRojaEsEspañola. Gane quien gane, nosotros esperamos que tanto en el enfrentamiento deportivo como en el dialéctico a través de las redes sociales se mantengan la deportividad y el juego limpio. 


El desafío chileno

En realidad no hay un compromiso firme por parte de ninguno de los dos combinados de renunciar al apodo en el caso de perder. El reto lo lanzaba una campaña publicitaria chilena de autor desconocido:




La selección española sí tiene identidad

En el vídeo, además de detectar algunas diferencias de pronunciación y léxico respecto a las variedades del español de España, has podido escuchar que a la selección chilena se la conoce como la Roja desde hace mucho. También se habla del equipo de España como “una selección carente de identidad” y se dice que hace unos años “se apropió” del nombre y el color del equipo chileno.

El apodo o sobrenombre de la Roja, tanto en uno como en otro caso, viene del color de su camiseta. Este es un fenómeno frecuente en el fútbol: la selección de Argentina es la Albiceleste (blanca y azul claro); la de Uruguay, la Celeste (azul claro); la de Paraguay, la Albirroja (blanca y roja); la de Brasil, la Canarinha (amarilla); la de Italia, la Azzurra (azul), etc. 
En realidad, tanto el equipo chileno como el español lucen el rojo en sus camisetas desde hace décadas. En el caso de Chile, que antes probó con varios colores, el rojo se estableció en los años 40. La camiseta de España ya era roja (color principal de la bandera española) en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920. Fue precisamente entonces cuando un periodista italiano bautizó a la selección, que ganó la medalla de plata, como la Furia Roja, apelativo que aún se emplea hoy en día. Desde entonces hasta la actualidad, los internacionales españoles han lucido el rojo (con algún toque de amarillo, dorado o azul) en su equipación principal, salvo por el periodo comprendido entre 1939 y 1947, en el que la dictadura optó por el azul (el rojo se asociaba con el comunismo, enemigo del régimen). 

La selección española también ha vestido en alguna ocasión camisetas azules o blancas. Con el azul se han cosechado importantes victorias. Con el blanco, sin embargo, el combinado nacional ha protagonizado sonadas derrotas (como la del partido contra Holanda del pasado viernes, sin ir más lejos).

Aquí puedes ver una galería fotográfica que recoge muchas de las equipaciones de la selección española a lo largo de la historia.

La Furia Roja empezó a ser llamada, también, la Roja algo antes de la Eurocopa de 2008. Se cuenta que la idea la aportó Luis Aragonés, ex seleccionador nacional. 

¿Quién vencerá en el choque mundialista? ¿Se quedará la selección ganadora con el uso en exclusiva del sobrenombre de la Roja? ¿O seguirán compartiéndolo? Esta noche lo comprobaremos. 



Vocabulario

Un apelativo, un sobrenombre, un apodo: Se utilizan aquí con el sentido de denominación estilística para distinguir especialmente a un equipo.
Una etiqueta: En este contexto es el equivalente al inglés hashtag. Aunque se recomienda el uso de la palabra española, en la práctica el empleo del término inglés es muy frecuente.
Dialéctico: A través de la palabra. Dialogar, argumentar, discutir.
La deportividad: Se utiliza para decir que algo se hace de acuerdo con las normas (escritas o no) de un deporte, y suele referirse en especial a actitudes de respeto, educación y consideración.
Un compromiso: Obligación que se acuerda. Si te comprometes a algo estás dando tu palabra de que lo vas a hacer.
Un reto: Desafío.
El léxico: Vocabulario.
Carente: Que carece de algo, que le falta o no tiene algo.
Apropiarse: Tomar algo de alguien o algo y hacerlo propio.
Bautizar: Poner nombre a algo.
Los internacionales: En este caso nos referimos a los jugadores de la selección española.
Una dictadura: Es un sistema de gobierno en el que el poder se concentra en un solo individuo o élite.
Un choque mundialista: Otra forma de referirse a un partido del Mundial.
Un uso en exclusiva: Sólo puede usarlo uno; el uso no puede ser compartido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada