martes, 29 de septiembre de 2009

Camino de Santiago


Reproducimos aquí un trabajo de redacción de una de nuestras alumnas más entrañables: Lesley. Estamos orgullosos de lo mucho y bien que ha aprendido Español con nosotros. Aquí está la prueba. (¡Te queremos, Lesley!)

CAMINO DE SANTIAGO

alumna Tía TulaEl Camino de Santiago es una ruta que durante siglos ha sido muy famosa en toda Europa a finales del siglo VIII. A finales del siglo VIII, en el noroeste de la Península Ibérica, un rumor empezó: Santiago el Mayor había sido enterrado en estas tierras, tras evangelizarlas. Así ocho años después de la muerte del apóstol Santiago en el año 813 se encontraron las auténticas reliquias del apóstol Santiago. Ocurrió por casualidad que un ermitaño vio una estrella posada en el bosque Libredón. Cuando fue, con el obispo Teodomiro, al lugar donde vio la estrella descubrieron en la espesura la antigua capilla, donde existe un cementerio de la época romana. El descubrimiento del sepulcro coincide con la llegada al reino asturleonés de mozárabes huidos de las zonas dominadas por los musulmanes, buscando poder practicar sus creencias religiosas. El primer peregrino de la Historia era Alfonso II el Casto Rey de Asturias que viajó con su corte y estaba convertido allí a la fe. Mandó edificar una pequeña iglesia. La noticia se propagó rápidamente con su corte y estaba convertido allí a la fe. Mandó edificar una pequeña iglesia. La noticia se propagó rápidamente. Ahora es una de las tres pregrinaciones más importante junto con Roma y Jerusalén.

Cerca del fin de 813 con el hallazgo de las reliquias del apóstol y con el beneplácito de la Iglesia, que quería defender sus fronteras de invasiones árabes, Compostela se convertirá progresivamente en un centro de peregrinaje que recibirá su impulso definitivo durante la primera mitad del siglo XII. Muy pronto, la noticia se extiende por toda la Europa cristiana y los peregrino comienzan a llegar al lugar del sepulcro, el denominado Campus Stellae, que llegará al término de Compostela.
Aunque los caminos por los que llegan los fieles a Santiago son muy numerosos, para mí el camino inglés es muy interesante. Ya desde el siglo Xi, los peregrinos ingleses se aventuraban a adentrarse en los mares y llegaron a Santiago de Compostela. Este camino tiene, por tanto, un componente especial: comienza en el mar, en la ciudad del Ferrol. Aquí, los ingleses, se sorprendían con la belleza de su ría y con los paisajes cargados de su ambiente marinero. Al continuar por la provincia de La Coruña, hay numerosas iglesias históricas, antiguos hospitales de peregrinos, monasterios, construcciones típicas gallegas. El mar y los valles acompañan el Camino, que llega a una histórica localidad: Pontedeume, presidida por su puente medieval, todo un símbolo. San Martiño de Tiobre es el preámbulo antes de entrar en Betanzos, villa amurallada y cargada de todo un abanico de monumentos históricos d especial relevancia. Y después la Coruña, una de las ciudades más importantes de toda Galicia, con sus impresionantes playas, su amplia y variada gastronomía y su cultura ancestral. La Torre de Hércules vigila al peregrino y a toda al ciudad. Y al fin, Santiago de Compostela, destino ansiado de todos los peregrino que realizan el Camino de Santiago. Desde O Monte do Gozo ya se divisan a lo lejos las torres de la Catedral, primer objetivo de quienes peregrina a Santiago.

Hay muchas razones para hacer el camino de Santiago: penitencia, salud, encontrar la fe en tiempos de disturbios, y dar gracias por algo. Para mí lo más importante es el camino en el corazón.

Lesley Purden, alumna

No hay comentarios:

Publicar un comentario