jueves, 19 de julio de 2018

Salamanca, Ciudad de Arte

Salamanca debe gran parte de su fama al arte que ofrece; de hecho, en 1988 el casco antiguo de la ciudad fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus increíbles ejemplos arquitectónicos como las dos catedrales, la Casa de las Conchas, la Plaza Mayor y el Convento de San Esteban. Desde 2003 su Semana Santa es considerada Interés Turístico Internacional.

Empezamos con la Catedral de la Asunción de la Virgen, conocida como la Catedral Nueva, que es un ejemplo de estilo gótico tardío, renacentista y barroco. Es la segunda mayor catedral de España y se construyó entre 1513 y 1733 conservando la vieja, de estilo románico y gótico. Las fachadas, decoradas según el horror vacui (como también la fachada de la Universidad), incluyen muchos símbolos entre los cuales el Astronauta

El interior es muy bonito, tiene dos órganos y se puede subir por las escaleras, por lo que merece la pena visitarla.

Pero, además del arte exterior, Salamanca ofrece muchos edificios y museos de arte. Por primero, vamos a hablar del Museo de Art Nouveau y Art Déco, que está situado dentro de la Casa Lis. Este edificio alberga una combinación de obras clasicistas y modernistas, dos galerías de hierro y cristal, una gran terraza abierta y el lucernario de la escalera central, cuyo techo crea un conjunto de colores. Asimismo, es la única muestra modernista de la ciudad.

En segundo lugar, vamos a considerar el centro de arte contemporáneo DA2 Domus Artium 2002, cuyas colecciones van evolucionando ya que funciona a modo de work in progress, o sea recoge distintas tendencias artísticas permaneciendo abierto a las novedades. Por consiguiente, se modifican con frecuencia las exposiciones temporales, basadas en temas diferentes y caracterizadas por muchos artistas. El museo también ofrece actividades y muestras exclusivas.

Para seguir, el Museo de Salamanca, fundado en 1848, se organiza en secciones de Arqueología, Bellas Artes y Etnología y explica de manera original e interesante la historia salmantina. Se encuentra justo al lado del Patio de Escuelas Menores de la Universidad. Alberga obras de artesanía, orfebrería y otras entre las que destaca la pintura flamenca y holandesa.

En el Patio de las Escuelas Menores se encuentra el fresco del Cielo de Salamanca, realizado por Fernando Gallego y obra que formaba parte de un conjunto pictórico que decoraba el techo de la Biblioteca de la Universidad. En el siglo XX fue restaurado y trasladado al Museo de la Universidad. La pintura representa las constelaciones de los signos zodiacales, los vientos y las estrellas.

En fin, no hay que olvidar la Galería Urbana de Salamanca, que se extiende por el Barrio del Oeste. El proyecto ha surgido por la necesidad de acercar el arte a todos los públicos y dar la oportunidad a jóvenes artistas de mostrar su obra en la calle. El núcleo es la Plaza del Oeste y alrededor de esta se concentran todas las obras, que se pueden ver paseando por el barrio. Se pueden descargar una aplicación y un mapa que enseña una posible ruta para visitar la galería.

Como podéis ver, hay muchos ejemplos de arte en la ciudad para satisfacer todos los gustos. Esperamos que vayáis a aprovechar de la primavera para visitar algunos (¡o todos¡) de los sitios que os hemos propuesto y ¡que lo disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario