jueves, 27 de noviembre de 2014

Tradiciones en Adviento

Dentro de nada llega la navidad, en 24 días para una celebración preciosa. En Tía Tula hemos empezado ya a celebrarlo con el Adviento, que es la época que comprende entre el domingo más próximo al 30 de noviembre y el 24 de diciembre. ¿Quieres saber cómo se celebra esta tradición en otros países europeos?

Austria
En Austria el Adviento empieza a finales de noviembre o a principios de diciembre. Cada Domingo de Adviento, hasta el 24 de diciembre, se enciende una vela de la corona de Adviento.
Las coronas se elaboran cada año y destacan por su colorido; se pueden realizar en casa o comprar en las floristerías. Las hay tradicionales –de forma redonda con ramas de pino de un verde intenso, lazos rojos y clásicas velas del mismo color-, pero también existen versiones más modernas con ramas de flor de pascua o poinsentta llenas de colorido dispuestas en posición vertical en mantos de flores o tubos de orquídeas.
Los niños austriacos reciben los regalos de San Nicolás y su compañero “Krampus”, que les vienen a visitar el 6 de diciembre.

Bégica
La Navidad empieza pronto en Bélgica con el día de Sinterklaas. En la noche del 5 de diciembre, Sinterklaas reparte regalos acompañado de su ayudante, Zwarte Piet. Los niños colocan sus zapatos en las chimeneas y dejan heno y azúcar para el caballo de Sinterklaas. No se debe confundir Sinterklaas con Santa Claus, ya que se trata de un santo cuyo nombre está relacionado con frecuencia con el período de Navidad y Adviento, pero que nada tiene que ver con Papá Noel.

República Checa
En la República Checa, el 4 de diciembre se celebra el día de Santa Bárbara en conmemoración de esta mártir, cuya historia se remonta a la época de las primeras persecuciones cristianas. En todo el país se cortan ramas de cerezo con motivo de la festividad de Santa Bárbara y se ponen en agua. Si florecen durante los días de Navidad es sinónimo de buena suerte y de una posible boda para el próximo año.

Dinamarca
Durante el período de Adviento, en Dinamarca se elaboran de forma tradicional una gran cantidad de adornos para decorar la casa. La mayoría de familias danesas confeccionan ellas mismas la corona de Adviento con sus cuatro velas, que simbolizan los domingos del Adviento cristiano. Los accesorios clásicos de la corona son pequeñas poinsettias de color rojo o crema, ramitas y brillantes adornos navideños.
Además de la corona de Adviento, la vela calendario es una tradición muy especial para los niños daneses, que esperan ansiosos la llegada de la Navidad. La vela se divide en números o líneas horizontales, que luego se queman a medida que pasan los días.
En Dinamarca, el período de Adviento cuenta con la presencia de los Julenisser, pequeños diablillos que gastan bromas a adultos y niños hasta que llega la Navidad. Sin embargo, no pretenden hacer daño a nadie, ya que ellos también desean vivir una Navidad llena de paz y armonía.

Alemania
Los días previos a la Navidad tienen una relevancia especial en Alemania. Para las familias alemanas, las galletas de Navidad, las coronas de Adviento y el tradicional calendario de Adviento son elementos tradicionales de estos días. El calendario de Adviento, con sus 24 regalitos enumerados individualmente, acorta la larga espera de los niños, ilusionados con la inminente llegada de la Navidad. Cada uno de los regalos, envueltos con sumo cuidado, son abiertos abre cada mañana hasta que llega el punto álgido de las fiestas, es decir, la Nochebuena.
El calendario de Adviento se convierte a menudo en un elemento decorativo y adopta la forma de un exquisito arbusto de color rojo intenso creado a partir de diversas poinsettias que se cuelgan con pequeños regalos. Esta versión moderna y creativa del calendario de Adviento es un llamativo adorno durante toda la temporada prenavideña.

Países Bajos
El período de Adviento en los Países Bajos empieza con una tradición que originariamente nada tiene que ver con la Navidad: la fiesta de San Nicolás es una de las principales celebraciones de la temporada. Según la leyenda, San Nicolás, llamado Sinterklaas, llega a los Países Bajos en noviembre, tres semanas antes de su cumpleaños. En su barco cargado de regalos visita los puertos del país en calidad de patrono de los marineros, y es recibido por la Reina Beatriz y multitud de personas.
Durante las próximas noches, Sinterklaas recorre todo el país acompañado de Zwarten Piet. Los niños holandeses reciben sus regalos el 5 de diciembre. Una vez que Sinterklaas ha abandonado el país, los árboles de Navidad se empiezan a adornar.

Noruega
La Navidad escandinava (llamada “Jul”) tiene sus orígenes en antiguas costumbres relacionadas con el duro invierno y las cosechas. El Papá Noel noruego, que responde al nombre de "Julenissen", acompañado por sus ayudantes, reparte regalos y buena suerte tanto en los hogares como en los establos. En la víspera del día de Navidad, los niños noruegos ponen tazones de gachas en las repisas de las ventanas para "Julenissen", que ha viajado desde Laponia con su trineo de renos para visitar a todos los niños de Noruega.
Los noruegos decoran sus casas con típicos adornos nórdicos de Adviento, principalmente confeccionados a partir de productos naturales, como por ejemplo un arcón rústico de madera relleno de un manto floral que se emplea como base para arreglos hechos de esquejes de ramas, trozos de corteza y poinsettias en miniatura.

Polonia
El Adviento en Polonia es, por tradición, un período muy importante durante el cual muchos adultos y niños se abstienen por voluntad propia de placeres excesivos (en la mayoría de los casos, sobre todo dulces) e intentan alcanzar la paz y la armonía. Los comerciantes, además de sus tiendas, también se dedican a decorar las calles con el objetivo de crear un auténtico ambiente navideño. Por otra parte, el hecho de colocar árboles de Navidad en las principales plazas de las ciudades se está convirtiendo en una práctica cada vez más extendida.
Las casas y las habitaciones se decoran con motivos navideños. Las poinsettias de color rojo o blanco-crema se usan muy a menudo para los adornos de Navidad polacos; es habitual que se realicen arreglos con ramas de pino y paja en cestas de broza.


Suecia
En la festividad de Santa Lucía, el 13 de diciembre, se recuerda a la Santa y Mártir Lucía, originaria de Sicilia, y que al parecer salvó a los suecos de una hambruna terrible en el siglo IV. El 13 de diciembre, los niños suecos traen comida hasta la cama de sus padres en memoria de la salvadora santa. A primera hora de la mañana, la hija mayor de la casa aparece disfrazada de Lucía, reina de la luz, enfundada en un vestido blanco y con una corona de velas adornando su cabello. Lucía es sinónimo de platos tradicionales, sobre todo dulces, que se preparan con esmero y se adornan con poinsettias de un rojo intenso. En todo el país, los suecos recuerdan a Santa Lucía con numerosas procesiones, celebraciones y desfiles.

Suiza
En Suiza, las cuatro semanas de Adviento se celebran con costumbres tradicionales, como la corona y el calendario de Adviento. San Nicolás o “Samichlaus”, como se le conoce en la parte alemana de Suiza, reparte dulces y regalos a los niños el día 6 de diciembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada