domingo, 16 de noviembre de 2014

Siega Verde. Rocas que fueron lienzos

Foto: Banvasten 23: http://ow.ly/EwTKe
La provincia de Salamanca alberga uno de los conjuntos de arte paleolítico al aire libre más importantes de Europa. Es el yacimiento de Siega Verde, a unos 17 kilómetros de Ciudad Rodrigo, que, como extensión de la cercana estación portuguesa de Foz de Côa, fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2010.

En Siega Verde se han encontrado al menos 645 grabados a lo largo de un kilómetro, la mayoría de animales que en su día (las investigaciones los fechan entre los años 22.000 y 11.000 antes de Cristo) utilizaban la zona como abrevadero. Algunos de ellos, como los rinocerontes y los bisontes, se extinguieron en esta parte del mundo hace tiempo. Los grabados catalogados corresponden a 94 rocas, todas ellas con orientación Este, es decir, mirando hacia el amanecer.

Foto: Banvasten 23: http://ow.ly/EwU2J
Gracias a su tardío descubrimiento (el hallazgo se produjo en 1988), el yacimiento se conserva en condiciones óptimas. Los caminos para llegar hasta los grabados se han acondicionado y se ha señalizado la zona con paneles explicativos. Además, se ha construido un edificio, el Aula Arqueológica, que funciona como centro de interpretación. En él podemos acercarnos a las condiciones de vida en la zona en la época en la que se realizaron los grabados y saber un poco mejor qué llevo a los hombres prehistóricos a hacerlos. 

Sorprende siempre del arte rupestre que los dibujos o grabados esquemáticos, abstractos, sigan siendo hoy perfectamente reconocibles. El valor de los de Siega Verde, además de por la peculiaridad de haberse hecho al aire libre en lugar de en cuevas, radica en detalles que apuntan a un cierto manejo de la técnica, como algunos vestigios de esbozos o el aprovechamiento de los recodos de la piedra para simular perspectiva o movimiento, por ejemplo. 

Foto: Banvasten 23: http://ow.ly/EwUk6
Pero, ¿por qué o para qué grabar figuras de animales en las rocas? Las razones detrás de esta manifestación artística continúan siendo investigadas por los expertos. ¿Se trata de un lugar sagrado o místico en el que agradecer la abundancia de caza o pedir una situación más favorable? ¿Una forma de delimitar sus territorios de caza? ¿Una celebración de sus victorias? ¿Una suerte de muro de Facebook o cuenta de Instagram en la que narrar su cotidianidad?

En cualquier caso, la visita al yacimiento de Siega Verde es más que recomendable. Esta es la página web en la que puedes encontrar toda la información necesaria para planificar tu viaje. Si te queda un poco lejos quizá quieras, de momento, conformarte con esta visita virtual


Las fotos son de Banvasten 23 y se encuentran en Wikimedia Commons bajo licencia CC-BY-SA-3.0-es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada