jueves, 12 de junio de 2014

Conoce Salamanca: San Juan de Sahagún, patrón de la ciudad

Hoy es día festivo en Salamanca en honor de su patrón, San Juan de Sahagún (aunque en Tía Tula, Colegio de Español hemos cambiado el día de fiesta al viernes para que podáis disfrutar de un largo fin de semana). En España, país de tradición católica, las localidades tienen uno o varios patrones y suelen celebrar fiestas en torno al día del santoral que les corresponde (aquí tienes el programa de este año). Salamanca tiene dos: San Juan de Sahagún y la Virgen de la Vega.

La vinculación especial de San Juan de Sahagún con Salamanca va más allá del hecho de que estudiara Teología y se ordenara sacerdote aquí; se cuenta que tuvo un gran efecto entre sus habitantes, no sólo por sus elocuentes sermones, sino también por sus obras de caridad y lo que algunos han considerado como milagros. Buen reflejo del especial cariño que la ciudad profesa al santo son las calles y plazas que han recibido su nombre o el de situaciones relacionadas con su vida y obra. ¿Os suena alguna? Abajo tenéis la definición de algunas de las palabras del texto.



Iglesia y plaza de San Juan de Sahagún

En la calle Toro, cerca del extremo que enlaza con la plaza de España y la avenida de Mirat, se alza la iglesia de San Juan de Sahagún, rodeada por una plaza que lleva también el nombre del santo. Fue construida en 1896 en un estilo que recuerda a la Catedral Vieja y a su Torre del Gallo. En la plaza, junto a la iglesia, hay una estatua de bronce que representa a San Juan.



Plaza de los Bandos

En tiempos de San Juan de Sahagún había dos grupos rivales que representaban a distintas familias y linajes y que protagonizaban sonadas venganzas, con alguna muerte incluida. Una plaza en la calle Zamora, cerca de la plaza Mayor lleva, precisamente, el nombre de plaza de los Bandos. El santo patrón de Salamanca medió entre ellos consiguiendo que terminaran por firmar un documento público que declaraba la paz. 




Calle del Pozo Amarillo

El nombre de esta calle, que desemboca en la plaza del Mercado Central de Abastos, junto a la plaza Mayor, guarda relación con uno de los denominados milagros de San Juan de Sahagún (dicen que obró más de doscientos). En la actual calle del Pozo Amarillo existía en tiempos del santo un pozo con agua de color ocre. Pasando por la calle, San Juan observó que un niño había caído al pozo e hizo subir las aguas hasta que el niño pudo alcanzar la superficie. En la calle existe una placa que conmemora la hazaña. 




Calle Tentenecio

El nombre de esta calle, cercana a la Casa Lis, se debe a otro de los milagros de San Juan. Cuentan que en una ocasión un toro bravo que había escapado de su cuidador corría por las calles y embestía a todo el que por allí pasaba. San Juan llegó alertado por los gritos de la muchedumbre, se plantó ante la bestia y le dijo: “Tente, necio” (detente, ignorante). El animal se calmó y pudo ser conducido de nuevo a su toril.  





Vocabulario

Patrón: Un patrón o patrona es un santo o una santa que guarda una relación especial con un pueblo o ciudad. Los habitantes se encomiendan (se ponen en sus manos, les piden que les cuiden) a estos santos, que son considerados guardianes o protectores. También las distintas profesiones, entre otras cosas, tienen su patrón o patrona (por ejemplo, Santo Tomás de Aquino, el 28 de enero, es el patrón de los profesores y los estudiantes).

Santoral: Es la lista de los santos cuya festividad se celebra en cada uno de los días del año.

Profesar: Creer (profesar una religión) o sentir y manifestar algún afecto (profesar cariño, odio).

Caridad: Actitud solidaria con otros, sobre todo, desfavorecidos.

Milagro: Es un hecho que no pueden explicar las leyes naturales y que se atribuye a algo sobrenatural o divino.
Bando: grupo enfrentado a otro.

Elocuente: Una persona elocuente es aquella capaz de hablar o escribir de manera que consigue deleitar, persuadir o conmover. Un discurso elocuente contiene palabras que tienen los efectos anteriores.

Sermón: En este contexto, sermón se refiere a un discurso que da un sacerdote ante sus fieles. También se emplea como un discurso, que puede provenir de cualquier persona, en el que se reprende o riñe a alguien. 

Linaje: Perteneciente a una familia. Aquí se refiere a familias de la nobleza.

Mediar: Interponerse entre dos o más personas o bandos enfrentando, procurando que se reconcilien. 

Embestir: Ir con velocidad y fuerza sobre algo o alguien. 

Muchedumbre: Muchas personas.

Toril: Sitio en el que se tienen encerrados los toros antes de torearlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario