lunes, 28 de abril de 2014

Lunes de Aguas en Salamanca

¿Os habéis preguntado alguna vez de dónde viene la fiesta del Lunes de Aguas? En esta entrada descubriremos la curiosa historia que dio lugar a la festividad salmantina. Además veremos cómo se celebra en la actualidad y los lugares más típicos a los que podéis acudir para pasarlo muy bien.

La historia tiene su origen en el siglo XVI. Felipe II, durante una visita a Salamanca (para contraer matrimonio con María Manuela de Portugal), vio con asombro que los universitarios de la ciudad se dejaban llevar con facilidad por los placeres de la carne. Debido a que el, por aquel entonces, príncipe era profundamente católico, mandó que se expulsaran a las prostitutas de la ciudad durante la Cuaresma (los cuarenta días entre el Miércoles de Cenizas y el Jueves Santo). El encargado de este cometido era el Padre Lucas, más conocido como el “Padre Putas; antes de la Cuaresma, tenía que llevar a las meretrices hasta la orilla opuesta del río Tormes y traerlas el lunes siguiente al Lunes de Pascua. En dicho día, los estudiantes celebraban el regreso de las prostitutas y las esperaban en la ribera del río con una gran fiesta. Esto fue evolucionando a lo que hoy conocemos como el Lunes de Aguas.

El alimento que protagoniza este día es el “hornazo”, una empanada rellena de carne y huevo. Su origen es igual o más interesante que el de la fiesta charra; durante el período cuaresmal, estaba prohibido comer carne (y huevos). Para conservar estos alimentos, las cocineras salmantinas decidieron lo siguiente: meterían la carne en una masa de pan, lo hornearían y guardarían hasta que pasaran los cuarenta días de abstinencia. Esta es la razón por la que el hornazo se consume el Lunes de Aguas. Actualmente lo podéis comprar en panaderías, supermercados o algunas carnicerías; aunque recomendamos que vayáis con tiempo de antelación, porque las colas suelen ser largas.

Hoy en día, el Lunes de Aguas es una fiesta en la que las familias, y los grupos de amigos salen a comer y a pasar la tarde al aire libre. Además del hornazo también se come tortilla de patatas; ensalada; fruta; y los más glotones, incluso hacen barbacoas.

Los lugares más concurridos en la capital salmantina son las zonas ajardinadas cerca del Tormes como el Parque de la Aldehuela, los alrededores de la Iglesia de Santiago, los Jardines del Arrabal o el Paseo Fluvial. Hay sitios más céntricos donde también podremos encontrar muy buen ambiente; por ejemplo la Plaza Anaya, la Plaza Mayor o el Parque de los Jesuitas. Sea cual sea vuestra elección, seguro que pasaréis un excelente día rodeados de buena comida y buenos amigos. Feliz Lunes de Aguas y ¡que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada