jueves, 2 de mayo de 2013

Visita a La Alberca y la ganadería

El miércoles pasado fuimos a visitar un pueblo típico cerca de Salamanca.
Era una visita organizada por la escuela para un grupo de estudiantes belgas que estaban en Salamanca por una semana. El resto de estudiantes de Tía Tula también tenían la oportunidad de ir a la excursión, porque la escuela consideró que era muy interesante para cualquier extranjero conocer un pueblo así.
Una vez allí, recorrimos las preciosas calles de este pequeño pueblo y conocimos a una americana que estaba de ‘geocaching’. Esto es un juego que se juega en todo el mundo en el que tienes que buscar algo que está escondido en algún lugar cuyas coordenadas conoces. Para mí siempre es una experiencia bonita de sentir la connexión con otros extranjeros, porque por un lado estás en la misma situación que ellos, pero por otro puedes sentir claramente las diferencias de lo que están buscando en su viaje.
Después de visitar el pueblo y de tomar algo en uno de los bares de su plaza mayor fuimos a la segunda parte de la excursión, la ganadería.
Cuando llegamos a la ganadería, la gente de allí nos llevó en un grande carro campesino al lugar donde los torros estaban pastando. Yo pensé que iban a estar un poco agresivos, pero se ve que ya están acostumbrados a ver mucha gente, porque no eran nada peligrosos. El guía nos hablo un rato sobre estos animales y después fuimos a la arena  donde pudimos hacer una corrida nosotros mismos. Yo quería intentarlo, pero como el torro no era tan pequeño como nos habían dicho antes, decidí mejor no correr el riesgo. Habían algunos estudiantes que lo hicieron y ¡los admiro!
Después de la corrida nos dieron la oportunidad de montar a caballo. Era la primera vez que lo hacía y ¡me gustó mucho!
Este lugar era una maravilla y me hizo querer volver a la naturaleza más a menudo. ¡La familia que vive en esta finca tiene mucha suerte! Puede disfrutar de los animales a su alrededor y de la naturaleza todos los días.
¡Espero que un día pueda volver a este lugar!
(Escrito por Julie Crombé, estudiante de prácticas en Tía Tula)
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada