martes, 14 de mayo de 2013

Mis prácticas en Tía Tula

Me llamo Julie y he estado estudiando Administración de Empresas en Bélgica. Después de 3 años estudiando, en Bélgica es obligatorio hacer prácticas para aplicar lo que has aprendido durante los estudios.
 
Desde el principio ya sabía que quería hacer estas prácticas en España y, ¿qué mejor lugar para perfeccionar tu español que Salamanca? Esta ciudad es conocida en todo el mundo por hablar el español más puro.
 
Cuando contacté con Tía Tula por primera vez para preguntar si podía hacer mis prácticas allí, me respondieron inmediatamente, lo que me dio muy buena impresión. Además me explicaron todo de manera muy clara y me preguntaron lo que necesitaban saber de mí. También me dijeron cuáles eran las tareas que podría hacer durante las prácticas y me informaron de que si me gustaba más una tarea que otra, tratarían de darme tareas en la línea que más me gustara.
 
Cuando llegué, el equipo de la escuela fue muy simpático conmigo. Me ayudaron con todo lo que necesitaba. Me explicaron todo con mucha eficacia y a medida que fui trabajando más, más responsabilidades me fueron dando.
 
Gracias a estas prácticas, he tenido la oportunidad de aprender todo sobre la administración de una empresa en España. Además, la cantidad de tareas de administración propias de un colegio de español para extranjeros es enorme…. ¡Lo que me gustó mucho!
 
Por mi horario, también he conocido una parte de la cultura española, porque en España es normal trabajar hasta las 9 de la noche. Para una chica belga como yo, los días se hacían larguísimos, porque normalmente solía terminar comiendo más o menos a las 7; muchas veces, dos horas antes de terminar el trabajo, mi estómago empezaba a hacer ruidos… Pero afortunadamente, ¡al final me acostumbré al horario!
 
Agradezco a todos mis compañeros de Tía Tula el haber tenido tanta paciencia conmigo cuando tuvieron que explicarme algo varias veces porque no lo entendía. Hay una persona en especial a quien quiero dar la gracias: es Rosa, la directora, por ser siempre tan atenta conmigo y por hacerme sentir siempre bienvenida al equipo de la escuela.
 
Tía Tula ha sido mi primera experiencia de trabajo y ha sido una experiencia que seguramente no voy a olvidar. A todo el mundo que esté buscando un lugar perfecto para aprender mucho durante unos meses le aconsejo venir a Tía Tula. Lo bueno de Tía Tula es que también puedes combinar tus prácticas con clases de español durante tu estancia. Yo no lo hice, porque necesitaba trabajar a tiempo completo. Pero se lo aconsejo a todo aquel que tenga la oportunidad de poder hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada