martes, 30 de abril de 2013

Premio Cervantes para el poeta José Manuel Caballero Bonald


El galardón más importante de las letras hispanas cumple de nuevo la regla "no escrita" de que el premio Cervantes se reparta cada año alternativamente entre Latinoamérica y España, después de que en la edición de 2011 el galardón fuera para el poeta chileno Nicanor Parra.

Esta vez el premio Cervantes 2012 ha sido concedido a José Manuel Caballero Bonald en un acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, y es justo el año en el que se ha despedido de las Letras con un poemario autobiográfico de carácter testamentario, Entreguerras.

El príncipe Felipe le ha entregado este premio a propuesta de las 22 Academias de la Lengua de habla hispana. Está dotado con 125.000 euros y premia la labor de este escritor de 86 años que, en su extensa obra, cuenta con novelas,ensayos y poemas.

José Manuel Caballero Bonald nació en Jerez de la Frontera el 11 de noviembre de 1926.
Hijo hijo de Plácido Caballero y Julia Bonald, aristocrática francesa, estudió primera enseñanza y bachillerato en el Colegio religioso de los Marianistas de Jerez, junto a los hijos de la alta burguesía.

Tras estudiar Filosofía y Letras en Sevilla y Madrid (ciudad a la que le costó acostumbrarse por ser "poco hospitalaria"), y Náutica y Astronomía en Cádiz, ejerció como profesor de Humanidades y Literatura en la Universidad Nacional de Colombia.
 
Poeta y novelista, además de investigador folclórico, en este último campo escribió valiosas monografías sobre música popular y dirigió un archivo de grabaciones. 
En 2005 fue galardonado con el Premio Nacional de las Letras Españolas, y en 2006 con el Premio Nacional de Poesía por su libro Manual de infractores.

Ha estado prácticamente durante toda su carrera literaria defendiendo y luchando por la democracia y la libertad, lo cual le ha costado pasar varias veces por el sistema judicial.

También ha sido propuesto en 3 ocasiones para ingresar en la Real Academia Española sin éxito alguno.
 
Bonald defiende con su obra la lectura y el aprendizaje para la libertad de expresión, y ambas
como armas fundamentales para hacernos personas capaces de pensar y de elegir, de hacer frente a esta vida y luchar si hace falta.

Creo que ahora más que nunca éstas son palabras sabias. Leer amplía horizontes, nos abre la mente y nos hace más cultos. Es un método de defensa contra la ignorancia y la manipulación que nos hace capaces de saber cómo elegir con más certeza nuestro camino por esta sociedad. Nos mantiene actualizados y nos ayuda a no estar desprevenidos frente a tanto cambio en tan corto periodo de tiempo.

"Una sociedad decepcionada, perpleja y herida por una renuente crisis de valores, tiende a convertirse en una sociedad renovada por su esfuerzo regenerador. Quiero creer que el arte también dispone de ese poder terapéutico" Caballero Bonal.

Artículo extenso y biográfico de Caballero Bonal en un artículo del periódico digital ABC

Además podemos encontrar aquí: discurso del premio Cervantes 2012  - enlace de "El País".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada