martes, 31 de julio de 2012

El mes de San Fermín

Cerramos hoy julio, el mes de San Fermín y los sanfermines. No queremos hacerlo sin referirnos a esta fiesta desde nuestro blog, tan querida por la mayoría de los estudiantes extranjeros que vienen a España. Seguramente se trata de la más grande entre las fiestas más grandes del país: las Fallas de Valencia, la Feria de Abril de Sevilla, los Carnavales de Cádiz y de Canarias, la Semana Santa castellana y andaluza... 

No se nos ocurre mejor manera de tocar el tema que reproducir aquí una composición hecha por uno de nuestros estudiantes: un estudiante que estaba dentro del grupo que ha ido a los sanfermines de este año... Aquí os la dejamos:

Era oscura. Era ruidoso, como un eco en mi cabeza. El ruido creció, y desperté estando en una estación de autobuses. Por supuesto – Era la primera noche de San Fermines…

Mi primera semana en Salamanca pasó como una ráfaga de viento. Hubo muchas cosas con las que tropecé – las celebraciónes en la plaza española después del final de EURO 2012; La primera clase en Tía Tula; El cuatro de Julio con tantos estudiantes de EEUU… ¡Pero ninguna fue como el viaje a Pamplona!

Tan pronto como miré al cartel ya decidí que iba a ir, ¡tenía que ir! Hablé con unos, pero para empezar no hubo nadie que podía ir conmigo – pero cuando llegó el día del viaje hubo un grupo grande de la escuela que por fin toda había decidido a ir!

El viaje solamente duró 24 horas, ida y vuelta, pero voy a recordarlo por siempre. Bailamos llevando blanco con rojo. Un mar de blanco y rojo en las calles de Pamplona – ¡eso fue el primer día de San Fermines! Habían Fuegos artificiales espectaculares, hombres jugando Croquette (un juego de caer desde la cima de una escalera hasta el suelo – ¡un competición entre borachos!), grupos tocando música y ¡vino por todas partes!

Estuvimos de fiesta hasta las tres de la mañana, y después dormimos en la estación – mis amigos me han dicho que estuve hablando en sueños, ¡en español! Y a las ocho fue la cosa más importante del viaje: el encierro de toros. Ese fue mi único pesar – ¡no los vimos!

Cinco de mis amigos corrieron ese día, y cuando estábamos de nuevo en el autobus, a punto de partir, los vimos, agotados, sucios, pero con vida!

Hay fotos del incierro – y la vida es larga, y soy joven. Es posíble que regrese un día con mis niños, para enseñarles ¡cómo son las fiestas en España!


Cameron K. S. (estudiante de Tía Tula procedente de Suecia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada