lunes, 25 de junio de 2012

Subamos a rascar el cielo

El pasado miércoles la actividad extraescolar de la escuela nos proponía subir a lo más alto de las torres de la Clerecía, la famosa iglesia que se encuentra en el centro histórico y monumental de la ciudad (apenas a veinte metros de la propia escuela). Pudimos subir y admirar la ciudad desde allí arriba. Y mereció la pena.

La subida se realiza dentro de la exposición “Scala Coeli”, inaugurada hace pocos meses por Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de la ciudad, y por el rector de la Universidad Pontificia, Ángel Galindo García. La exposición fue abierta al público por primera vez el 31 de marzo de 2012.

Ha sido gracias a la colaboración entre estos dos organismos que ha sido posible la restauración de este espacio: su transformación en museo, su apertura al público y la subida a las torres de la Clerecía, para poder apreciar desde allí nuevas espléndidas vistas de la ciudad.

Esta iglesia de la Clerecía forma parte del Real Colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús y se sitúa exactamente en frente de la Casa de las Conchas. Su construcción comenzó en 1617 bajo las órdenes de la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, y finalizó 150 de años después, en 1755 (un año antes de finalizarse también la Plaza Mayor de la ciudad, muy cerca de allí). Fue un órgano colegiado del orden clérigo de la Compañía de Jesús. Antes este edificio histórico se conocía bajo el nombre de Colegio Real de la Compañía de Jesús. La obra consta hoy de 3 edificios distintos: la Universidad, la iglesa y una residencia reservada a los jesuitas. Hoy, este monumento es la sede de la Universidad Pontificia. La fachada de la iglesia se distingue por su estilo barroco y por sus tres puertas encuadradas por columnas superpuestas y un campanario con dos torres laterales concebidas por Andrés García de Quiñones (responsable asimismo de la finalización de la Plaza Mayor).

Sobre la puerta del entrada principal, se encuentra una estatua de San Marcos, uno de los redactores de los cuatro evangelios y el fundador de la primera iglesia de Alejandría en Egipto. Una vez dentro, el vídeo Lorem ipsum ad his scripta blandit permite al visitante ver imágenes de la construcción y de sus arquitectos. A continuación, se puede acceder a las tribunas, desde los balcones de los cuales es posible visitar la Real Clerecía de San Marcos.

En la primera sala de estas tribunas, se puede observar representaciones de Margarita de Austria y Felipe III, y documentos relativos a la fundación del  Colegio Real de la Compañía de Jesús. En la segunda sala, se obtiene información sobre las distintas etapas de la construcción del edificio y la influencia de otros acontecimientos históricos. Se  pueden también ver documentos sobre los arquitectos Juan Gómez de Mora y Andrés García de Quiñones. La tercera sala, se consagra al “nuevo nacimiento”.

Por fin, la parte central de esta visita: la subida de las escaleras que conducen directamente a la cumbre de las torres. Ascendiendo por estas escaleras, conocidas como "las escaleras del campanero", nuestra atención va siendo captada por montajes de sonido y luz. Y una vez en las torres, hemos alcanzado ya las campanas y podemos admirar Salamanca desde allí. Si uno se coloca entre las dos torres, la vista de la ciudad desde ahí es única: toda la ciudad, con la Catedral al fondo, la Plaza de Anaya y muchos otros edificios de la Universidad de Salamanca

La visita de la Clerecía está abierta todos los días, de 10h00 a 20h00 (hasta el mes de diciembre en que los horarios pasan a ser de invierno: de 10h00 a 18h00). Los precios de las entradas son 3,75 € (precio por persona individual) y 3,25 € (precio por persona dentro de un grupo).

Françoise Amo, procedente de Francia

No hay comentarios:

Publicar un comentario