jueves, 3 de diciembre de 2009

Óscar Arias, Doctor Honoris Causa de la Universidad


Óscar Arias, presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz en 1987, ha sido investido esta semana Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca. Se le otorga esta distinción por la calidad y significación de sus reflexiones educativas en todos sus libros y de sus iniciativas legislativas en temas de educación, así como por su papel para mejorar las relaciones académicas entre las universidades de su país y la Universidad de Salamanca.

El Príncipe de Asturias presidió el acto en el Paraninfo de la Universidad el miércoles día 2. El investido, famoso por su participación en los procesos de paz en la América Central de los años 80 y su apoyo en la consolidación de las democracias nacidas entonces, recordó en su discurso final que "la educación y la enseñanza es el instrumento de cambio" y que "se debe enseñar desde la Paz para conseguir el equilibrio entre la libertad y la Paz y entre la memoria y la imaginación". "El mundo mejor no se encuentra en los archivos; vendrá de la imaginación... de la enseñanza", añadió.

1 comentario:

  1. Buenas noches les adjunto la carta que escribí hace unos días a propósito de esta noticia.

    San Pedro de Montes de Oca, 14 de noviembre del 2009.

    D. José J. Gómez Asencio, Rector
    D.ª Fátima García Díez, Directora del Gabinete del Rector
    Gabinete de Comunicación y Protocolo

    Universidad de Salamanca
    Presente

    Estimados señores y señoras,

    El pasado 22 de octubre me llegó a mi correo una nota donde se comunicaba que la Universidad de Salamanca había concedido el título de doctor honoris causa al presidente de mi país, Óscar Arias Sánchez. En la nota se hace detallan los méritos que hacen merecer al doctor Óscar Arias una distinción tan importante de parte de su universidad.
    Después de casi 4 años de sufrir el segundo gobierno de Gobierno de Óscar Arias Sánchez como opositora al irrespeto de nuestra Constitución, al TLC, a la Agenda de Implementación del TLC, al atropello a la Naturaleza (que de paso es, nuestro trapito de dominguear en el mundo) y a todas las ofensas y los ultrajes que han hecho contra el pueblo costarricense Óscar Arias Sánchez y su gobierno en pleno, es que uno se enfrenta con noticias como estas.
    Y lo único que se puede sentir es indignación, que en el fondo del corazón sólo se transforma en pura rabia,
    • la Universidad de Salamanca dice haber potenciado en el último año sus relaciones con nuestro país de diferentes maneras, entre las que se destaca la puesta en marcha de la Cátedra de Estudios de Costa Rica, la cual fue creada con el objetivo de promover el conocimiento sobre nuestro país; cómo en esta universidad no se sabe que el presidente Óscar Arias Sánchez ha dedicado todo su último Gobierno a irrespetar todo lo que es posible irrespetar porque cree que “es mejor evitar el caos y la anarquía, y promover la tiranía en la democracia”,
    • cómo entender que una universidad española no entienda que no basta ser Presidente de la Republica y tener un Premio Nobel para ser merecedor de más distinciones,
    • cómo se otorga el título de doctor honoris causa en Ciencias de la Educación a una persona que no se ha dedicado a la Academia en toda su vida y que en su Gobierno no sólo no ha defendido a la Educación sino que la amenaza . Este año en un medio electrónico se encuentra lo siguiente:
    “A pesar de que durante su campaña política, el ahora presidente Oscar Arias utilizó la "educación" como uno de sus ejes, prometiendo subir, constitucionalmente, el mínimo del 6 al 8 por ciento, eso todavía no ha ocurrido tras tres años de administración Arias Sánchez.
    Al contrario, durante el primer semestre de este año, tanto el ministro como el propio presidente hablaron de recortes y pidieron a las universidades públicas que colaboraran para bajar el gasto del Estado”,
    • no es entendible que se otorgue esta distinción sólo porque Óscar Arias ha realizado iniciativas legislativas en materia educativa y por haber escrito libros en los que parece no creer porque en la práctica sus acciones andan muy alejadas de lo que dice y escribe,
    • simplemente no hay explicación.
    Nunca he esperado que el mundo resuelva los problemas de nuestro país, los problemas de Costa Rica lo tenemos que resolver nosotros los costarricenses, lo que sí espero es que el mundo no se burle de los costarricenses, en particular las instituciones educativas.
    La presente es sólo una carta de protesta de una costarricense que se siente sumamente indignada por estas acciones, si desea conocer por sus acciones a la persona que su universidad distinguirá, le ruego visitar el blog, http://laverdaddeoscararias.blogspot.com.
    Agradeciendo su atención,


    Marcela Zamora Cruz
    Céd. 1-762-270
    Costarricense indignada

    ResponderEliminar