viernes, 11 de diciembre de 2009

Nochevieja Universitaria de Salamanca, huérfana


Se cumplió lo previsto: hubo fiesta en la Plaza Mayor para celebrar el Año Nuevo por adelantado y fue un éxito. Más de 20.000 personas al parecer. Un éxito huérfano de organización, eso sí, sólo debido a la gente y a sus ganas de juntarse y festejar algo juntos. Lamentable ya no sólo la actitud de los antiguos organizadores tratando de adueñarse del evento definitivamente al llevárselo a otra ciudad (cuando fue aquí donde surgió y no gracias a ellos precisamente) sino del propio ayuntamiento de la ciudad, incapaz de mostrar la más mínima sensibilidad y complicidad con su gente joven y con los estudiantes a los que tanto debe esta ciudad. Mal está que, sabiendo de la capacidad de convocatoria del acontecimiento y de sus posibilidades publicitarias para Salamanca, el consistorio no plantee y capitanee una mínima organización (unas vallas, un escenario, unos carteles...) que haga que la cosa no quede descabezada sino que tenga el lógico sostén - por escaso que sea - de quien mejor puede y debe darlo. Pero no hacer siquiera que suenen las doce campanadas del reloj llegado el momento y negar así el culmen de la celebración a los asistentes, es cruzar simplemente la línea de la normalidad, dando de manera incomprensible la espalda, con frialdad, a los miles de salmantinos que allí estaban.

¿Es esto lo que debe hacer un ayuntamiento? ¿No hay además una falta de visión de cara a vitalizar y fortalecer la identidad estudiantil con que se quiere proyectar esta ciudad?

El 31 de diciembre sí sonarán las doce campanadas, aunque esa noche se encuentre mucha menos gente en la Plaza. ¿Por qué? Porque es "cuando tienen que sonar". Tal anquilosamiento, tal falta de reflejos, vitalismo y compenetración con una parte importante de la ciudadanía no pueden ser buenas, merecen una reflexión.

Hoy leemos con algo de tristeza y envidia cómo la semana que viene se va a copiar esta fiesta en alguna otra ciudad española, en Cáceres por ejemplo, en donde el ayuntamiento sí se encargará de la organización. Como es lógico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario