jueves, 25 de octubre de 2018

La gastronomía charra

Además de ser conocida por su cultura y su arte, Salamanca debe parte de su fama a la gastronomía. De hecho, hay muchos platos que se pueden tomar o probar como pinchos y ¡siempre apetece tapear en buena compañía!

La cocina charra se compone esencialmente de carnes y embutidos (charcutería) pero también incluye quesos, platos de verduras y repostería. De todas formas, el producto quizás más conocido del área salmantina es el jamón ibérico de Guijuelo, que se consume en muchos lugares, especialmente en Castilla y León.

Empezamos a hablar de platos de carne con la jeta, es decir, el hocico y parte de la cara del cerdo, que se suele tomar asada o frita como pincho en bares. Hay quien solo añade sal y quien pone alguna hierba aromática para acompañarla, tiene mucho éxito entre los turistas y los mismos salmantinos.

En segundo lugar el solomillo, que es carne principalmente del lomo del cerdo o de la vaca, acompañada de guarnición. También citamos la morcilla, que es un embutido generalmente de cerdo y del que existen muchas variantes en otros países. Su ingrediente principal es la sangre, pero puede tener más elementos como arroz o calabaza.

No podemos olvidar los callos típicos del área de Madrid, pero famosos también en Salamanca tras el Campeonato Mundial de Callos que se celebró en febrero en Oviedo. Son tripas de vaca que se sirven calientes en una cacerola y acompañadas de chorizo, morcilla o jamón. Se cocinan muy lentamente en un caldo de carne con pimentón, salsa de tomate, especias y ajo. A los españoles les gusta acompañarlos con vino blanco.

Otros productos a base de carne son el farinato y el hornazo. El primero es un embutido típico de Ciudad Rodrigo hecho con manteca o grasa de cerdo, pan, harina y especias que se come cocinado acompañado de huevos fritos mezclando la yema. En los bares hay tapas que consisten en tostadas o bocadillos con farinato.
El segundo, el hornazo, es una empanada rellena de chorizo picado, huevo y lomo de cerdo. Es típico del Lunes de Aguas, cuya explicación es muy original e interesante.

De todas formas no todos los platos típicos tienen como ingrediente principal la carne. Aquí os presentamos otros ejemplos de la gastronomía tradicional:

Las patatas bravas, cortadas en forma de dados, fritas en aceite y servidas con esta salsa son tradicionales de toda España, se toman como tapa y raciones con cerveza o vino. Algunos añaden salsa rosa (mayonesa y kétchup), pero lo típico es comerlas con salsa alioli además de la que ya tienen.

Otra manera de consumir las patatas es comiéndolas revolconas (o meneás), o sea, un puré al que se añade pimentón, de ahí que tenga un distintivo color rojo y un aroma especial. Se toman como tapa y a veces con trocitos de carne frita.

¡Las tostas! Estos pinchos parecen lo más sencillo pero a veces las tostas son muy elaboradas y crean interesantes combinaciones de ingredientes, por ejemplo marisco y berenjena, quesos y salsas y, por supuesto, distintos tipos de carne. ¡Hay muchos bares y restaurantes que tienen tostas con cremas artesanales que están riquísimas!

Vamos ahora a hablar de los postres, que también tienen mucha relevancia. Algo muy típico de esta zona es el Bollo Maimón, un bizcocho alto y cilíndrico en forma de roscón. Se asocia a las celebraciones populares o banquetes y durante las fiestas se baila alrededor de este dulce.

Los chochos son unos dulces típicos de Salamanca que tienen una consistencia similar a los caramelos, su base es el azúcar (de ahí su color blanco, aunque puede haber de colores también) y canela. Son muy parecidos a las peladillas, pero sin la almendra dentro.

La almendra es un ingrediente muy popular entre los dulces charros que se encuentra por ejemplo en galletas (amarguillos de La Alberca) y turrones.

Algo más típico son las obleas artesanales que llevan dibujos de los edificios más famosos de Salamanca o del botón charro. Es habitual consumirlas en el desayuno y sus ingredientes son harina, huevo y azúcar.






En conclusión, la gastronomía charra es muy variada y os aconsejamos probarla… ¡buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario