miércoles, 19 de marzo de 2014

El Día del Padre en la cultura española

Un día al año en el que se conmemore el amor a los padres se ha convertido en algo habitual en nuestro tiempo. 

Aunque nos parezca mentira el origen del día del Padre no es comercial. Su verdadero origen surge el 19 de junio de 1909 en Estados Unidos cuando una mujer llamada Sonora Smart Dodd quiso homenajear a su padre, Henry Jackson Smart. Este veterano de la guerra civil se convirtió en viudo cuando su esposa (la madre de Sonora Smart Dodd) murió en el parto de su sexto hijo. Fue en una granja rural en el estado de Washington donde Henry Jackson se hizo cargo de la educación de seis niños. Sonora Smart se dio cuenta de que su padre había sido todo un ejemplo a seguir y propuso la fecha del nacimiento de su padre, el 19 de junio, para celebrar el Día del Padre.

La idea de instituir un Día del Padre fue acogida con entusiasmo por muchas personas en diversos condados y ciudades, pero no fue hasta 1924 cuando el presidente Calvin Coolidge apoyó la idea de establecer un día nacional del padre.  En 1966 el presidente Lyndon Johnson firmó una proclamación que declaraba el tercer domingo de junio como día del padre en Estados Unidos.

Esta festividad se celebra en la mayoría del continente americano el tercer domingo de junio.

En España la fecha cambia debido a su influencia católicaSe celebra el día de San José, que cae el 19 de marzo. El día de San José es una fiesta Católica que conmemora la vida del patrón de los carpinteros - José -, que es el ejemplo de la paternidad y de buen marido, así como padre putativo de Jesús y marido de la Virgen María.

Hasta hace muy poco, el Día del Padre era un día no laborable en España. Este día festivo se considera muy importante en España porque ayuda a reconocer la contribución de los padres a la familia en particular y a la sociedad por extensión. Así como también el día de honrar a aquellos miembros de la familia o amigos que cumplen con el papel de figura paterna. Normalmente toda la familia se reúne en una gran fiesta y da pequeños regalos al padre. En algunas partes de España se celebra al mismo tiempo que la fiesta de Las Fallas.

Aprovechemos la oportunidad de expresar nuestra gratitud a los padres. La mejor forma de hacerlo es abrazarlo y decirle “Te quiero, papá”... ¡y no sólo el Día del Padre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada