viernes, 8 de abril de 2011

Montse: suma y sigue


Como venimos contando últimamente, Montse Villar, nuestra jefa de estudios en Tía Tula, está viviendo un momento muy dulce en lo que a reconocimientos culturales y sociales se refiere, consecuencia del dulce momento creativo que también está atravesando. Esta semana vuelve a ser noticia por haber acompañado a su amigo (y de algún modo también mentor) Luis Eduardo Aute - uno de los más destacados cantautores/poetas españoles de las últimas décadas - durante la presentación en Orense del último libro de éste ("No hay quinto aniMaLo"). Era obligado hacerlo: él la había acompañado a ella en varios de los actos de presentación del poemario "Tríptico de mármol" de Montse a lo largo y ancho de toda la geografía española y Orense es la tierra de ella, de Montse. Y Montse, claro, encantada. ¿Qué mayor placer que arropar a su amigo y su maestro (como ella misma lo llama) delante de su propia gente?

Según cuenta ella misma, fue un acto pequeño, bonito. Podéis leer la crónica del mismo en este artículo publicado por el periódico La Región de Orense al día siguiente: El Animalario de Aute se desplegó en el Liceo. Y reproducimos también el texto que Montse leyó durante el acto, merece la pena:

"Cuando Xosé Luis me propuso el invitar a Luis Eduardo Aute y tener el honor de presentarlo empecé a darle vueltas.. Mi primera intención fue hacer una pequeña introducción histórica sobre los bardos y juglares en la literatura; pero el texto comenzaba así: Bardo, una de las primeras profesiones conocidas. Y este inicio hizo que me replanteara la cuestión debido a que seguro que a Eduardo se le escapaba algún comentario jocoso. Así que dejé esta idea en el cajón.
Pero cómo presentar a Aute, el cantautor del que todos tenemos clavadas en nuestra memoria y alma canciones que crean mundos infinitamente bellos e íntimos: Albanta, No te desnudes todavía, Giraluna, Me va la vida en ello… duros, reales y críticos: Al alba, Siglo XXI, La belleza… pero que sobre todo (y cito sus propias palabras): “reivindican el espejismo de intentar ser uno mismo con un beso por fusil, durante dos o tres segundos de ternura, mientras los giralunas desvelan la otra cara de la luna y ladra a su sombra, con ladridos de luz, la silueta de un Perro Calandaluz”.

Cómo hablar de un pintor que nos inquieta con la realidad tan subreal de sus pinturas y que, las crea con tanta pasión que llegan a tener vida, tanta vida que las ha llevado al cine en Un perro llamado dolor: ese genial mundo imaginario en el que crea y recrea el subconsciente del artista, la magia y la dureza de las ansias creadoras frente al poder establecido y su necedad e incomprensión. Pululan por allí, Goya, Frida Kahlo, Sorolla, Picasso, Dalí, Buñuel, Lorca, Velázquez,… descubriendo lo que él define: “un mundo de fantasía libertaria”.

Cómo definir a este poeta del amor, la ternura, la intemperie, los juegos de palabras, el mordaz humor y la genialidad de sus poemigas en los que él mismo dice: “La poesía: la poesía no se hace… o nace o dejas que te cace.No hay otra. Si no es así, la poesía simplemente pace”.
No tengo palabras, así que lo único que puedo decir es que soy una persona AFORTUNHADA, es decir, me tocó el hada de la fortuna por muchas razones:

- Crecí aquí cerca, en Cortegada, repitiendo en mi cabeza infinitas veces los primeros poemas que conocí de la boca de un cantautor llamado Aute;

- Después tuve la suerte de conocer a un caballero llamado Luis Eduardo Aute, que era de carne y hueso, de una cercanía, sencillez y humildad apabullantes.

- Y por último, tengo la fortuna de que, a lo largo del último año, he podido llamarlo Eduardo y ha sido tan generoso conmigo que, además de prologar mi primer libro de poemas y de acompañarme en la primera presentación que hicimos en Salamanca, me ha ofrecido su amistad, así que tengo un genio-amigo al que respeto, adoro y quiero y, lo mejor de todo es que puedo decírselo.
Gracias Xosé Luis, por haberme invitado a estar hoy aquí.

Como Aute es un genio creando palabras, en Salamanca creé esta para él: AGRADICIAS:
(Amor+ gratitud+ ledicia), así que Agradicias de nuevo, Eduardo, por haber insistido y haber conseguido hacer este viaje a mis orígenes: tierra meiga donde haberlas hailas de verdad.
"

Montse Villar González, 4 de abril de 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario