lunes, 14 de febrero de 2011

Premios Goya 2011


premios goyaAnoche se celebró la gran noche del Cine Español: la noche de los Premios Goya, que otorga cada año la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España. En el año del 25 aniversario de la propia Academia y de sus premios, la gran triunfadora fue "Pan Negro", de Agustí Villaronga, que ganó nueve de los catorce goyas a los que optaba, entre ellos los dos que se suelen considerar más importantes: el de mejor película y el de mejor director (aunque en realidad los nueve son importantes: los otros siete fueron mejor guión adaptado, mejor fotografía, mejor dirección artística, mejor actriz protagonista a Nora Navas, mejor actriz secundaria a Laia Marull, mejor actor revelación a Francesc Colomer y mejor actriz revelación a Marina Comas).

El resto de los premios se repartieron bastante entre las películas que contaban con más nominaciones. "Balada triste de trompeta", de Álex de la Iglesia, que era la que competía en más modalidades (quince) se llevó dos premios de tipo técnico: maquillaje y efectos especiales; se puede considerar tal vez la perdedora de la noche. "También la lluvia", de Icíar Bollaín, que aspiraba a trece goyas, conquistó hasta tres, destacando entre ellos el de mejor interpretación masculina de reparto a Karra Elejalde (premio que consideramos bastante justo y no por demérito de sus rivales precisamente). Por último, la cuarta nominada a mejor película "Buried (Enterrado)", de Rodrigo Cortés - director muy vinculado a Salamanca ya que fue aquí donde se empezó a formar como cineasta con sus primeros cortos y sus primeros escarceos dentro del mundo del teatro -, salió bastante bien parada de la noche al ganar tres de los diez premios que peleaba: el de guión original (categoría fundamental, aunque se suela considerar de segunda fila), a Chris Sparling y el de montaje al propio Rodrigo Cortés.

Hay que destacar, por otra parte, el premio, tan esperado como merecido, a Javier Bardem, en otra de las categorías reinas: el de interpretación masculina principal, por su papel protagonista en el sobrecogedora y sensacional "Biutiful", del gran Alejandro González Iñárritu. Y también el premio a la mejor película hispanoamericana ("La vida de los peces") y el premio a la mejor película europea ("El discurso del rey"), este último más que cuestionable teniendo en cuenta la enorme talla de las otras competidoras: "La cinta blanca", "Un profeta" y "El escritor".

La vencedora absoluta de esta edición, "Pan Negro", es una película catalana (su título original, "Pa Negre") que habla de los duros años de la posguerra española en la Cataluña rural, años de resaca de conflicto empapados todavía de violencia en todo el país, por ajustes de cuentas pendientes y por implantación firme y férrea del nuevo régimen dictatorial. Estrenada hace unos meses en España, pasó por las carteleras con más pena que gloria - no para la crítica, que la alabó desde el primer momento, pero sí para el gran público, que no se interesó mucho por ella -, ahora regresará a las parrillas de nuestros cines con el gancho seguro de su triunfo en estos premios, algo que nos congratula.

Dejemos aquí también constancia, hoy más que nunca, de nuestra admiración por Álex de la Iglesia, director genial y único (gran tipo además), responsable de la derrotada "Balada triste de trompeta": una película difícil que evidentemente no ha sido comprendida - o aceptada - por la Academia de Cine (y no solo por la Academia) pero que es a nuestro entender otra creación sensacional y personalísima del bilbaíno, a sumar a su colección de obras maestras, que con el tiempo se convertirá seguramente en una película de culto.

Felicidades a todos los premiados y animamos como siempre a ver cine español, con esta excusa o con cualquier otra: es reflejo de nuesta forma de vivir y/o entender la vida, huella para la posteridad de nuestra cultura actual. Y encima esta escritura la hace muchas veces a través de películas extraordinarias. ¿Quién da más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada